La Catedral de Palencia cobija ya las obras de El Greco, Juan de Flandes, Pedro Berruguete, Gil de Siloé, Alejo de Vahía o Victorio Macho que formarán parte de la muestra «Renacer»

La organización se encuentra inmersa en el complejo proceso de recepción, desembalaje e instalación de las piezas llegadas desde museos como El Prado, Goya-Colección Ibercaja, Frederic Marès y del Patriarca de Valencia, así como de las catedrales de Zaragoza, Burgos y Segovia
La muestra propondrá una forma diferente de descubrir el templo catedralicio y su rico patrimonio arquitectónico y artístico desde el 17 de junio al 11 de diciembre

La Catedral de Palencia vive estos días una intensa actividad para recibir y acomodar a ilustres ‘visitantes’: obras que se integrarán en el discurso expositivo «Renacer», procedentes del Museo Nacional de Prado, la Real Fundación de Toledo, el Museo Frederic Marès de Barcelona, el Museo Goya-Colección Ibercaja-Museo Camón-Aznar de Zaragoza, las catedrales de Zaragoza, Burgos y Segovia, y el Museo del Patriarca de Valencia. A una semana para la inauguración de esa muestra -concebida como una experiencia, más que una exposición convencional- para recrear los siete siglos de historia y arte del templo gótico palentino, se desarrollan los trabajos de traslado, desembalaje y montaje de las piezas de sobresalientes autores, desde Juan de Flandes a El Greco, Pedro Gerruguete, Gil de Siloé, Alejo de Vahía o Victorio Macho.

Tras el traslado a Palencia por parte de empresas especializadas desde sus respectivos lugares de procedencia, la organización de «Renacer» recibe las obras entre fuertes medidas de seguridad y embalajes adecuados para mantener las condiciones idóneas de conservación. La posterior apertura de las cajas se realiza siempre en presencia de personal de las instituciones que prestan las piezas, cuyo estado se revisa a fondo antes de proceder al emplazamiento reservado a cada una de ellas.

Con su instalación contribuirán, junto a otras obras de templo catedralicio y de la Diócesis, a componer un relato que, además de transformar la seo, contará la historia del propio templo y del arte vinculado a la Catedral, ya que guardan una estrecha relación con ella y con la Iglesia en la provincia. Es el caso de el óleo sobre tabla «La Resurrección de Lázaro», de Juan de Flandes, cedida por el Museo del Prado, que formó parte del retablo de la Iglesia de San Lázaro, realizado en torno a 1514-1519 por el maestro flamenco cuando acudió a Palencia para ampliar el retablo mayor catedralicio. Con ese mismo espacio de la seo está relacionado el San Juan Bautista de Alejo de Vahía llegado desde el Museo Frederic Marès de Barcelona, considerado -junto a una María Magdalena- una prueba realizada en 1505 también para el retablo mayor de la Catedral palentina.

 Renacer-700 Catedral-2

Otra de las grandes obras que formarán «Renacer» lleva la firma de El Greco, uno de los autores de referencia de la Catedral de Palencia, que custodia su icónico San Sebastián. Esta pintura del autor cretense estará acompañada en la muestra por otra de sus creaciones de referencia: «El Redentor» de la Catedral de Toledo. Desde la de Burgos llega la escultura policromada «Santa Ana, la Virgen y el Niño», de Diego de Siloé; y, desde el Museo de la de Segovia, la tabla anónima de 1560 «La Fuente de la Gracia», una pintura simbólica de la que se realizaron varias copias, una de ellas para la seo palentina y que podría ser la hoy conservada en el Allen Memorial Art Museum de Oberlin de Ohio.

También la escultura «El hermano Marcelo», del palentino Victorio Macho y procedente de la Real Fundación de Toledo, está estrechamente vinculada al principal templo de Palencia. Esta obra de mármol, granito gris y piedra, homenaje de 1920 al hermano fallecido del autor del Cristo del Otero, fue donada a la Catedral, aunque finalmente tuvo como destino la cripta de su casa toledana de Roca Tarpeya. De otro nombre estrechamente vinculado al arte sacro palentino, Pedro Berruguete, podrá verse «El Salvador» del Museo Goya-Colección Ibercaja-Museo Camón-Aznar. Se considera que esta tabla pintada en 1501, cuando el maestro paredeño trabajaba para la iglesia de Guaza de Campos, pudo formar parte del banco del retablo de esa localidad palentina.

«Renacer» mostrará además otra obra ajena a la Diócesis de Palencia, aunque coetánea a la obra de Juan de Flandes en el retablo de la Catedral: la bella «Anunciación» de Fernando Yáñez, óleo sobre tabla de alrededor de 1510 que procede del Real Colegio Seminario del Corpus Christi-Museo del Patriarca, de Valencia, que deja ver la influencia de su maestro Leonardo.

Comisariada por el delegado de Patrimonio de la Diócesis de Palencia, José Luis Calvo Calleja, «Renacer» mostrará de una forma diferente lo que es el templo y su patrimonio artístico desde el próximo 17 de junio hasta el 11 de diciembre. La muestra está organizada por la Fundación 7º Centenario de la Catedral de Palencia y la Junta de Castilla y León y bajo la declaración de Acontecimiento de Excepcional Interés Público integra además a la Diócesis de Palencia, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Palencia y el Gobierno de España, con la colaboración de la Cámara de Comercio y la CEOE.

Renacer-700 Catedral-3

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas noticias

Próximos eventos